2.2.1 Tiazidas y diuréticos relacionados

Las tiazidas y los compuestos relacionados son diuréticos moderadamente potentes que inhiben la reabsorción de sodio en el primer tramo del túbulo contorneado distal. Actúan entre la primera y segunda hora después de su administración oral y, por lo común, sus efectos duran de 12 a 24 h; habitualmente se administran en las primeras horas de día, por lo que la diuresis no dificulta el sueño.

Dosis bajas de una tiazida, por ejemplo 2,5 mg/día de bendroflumetiazida (bendrofluazida), producen un descenso máximo o cercano al máximo de la presión arterial, con muy pocas alteraciones bioquímicas, cuando se emplean para tratar la hipertensión. Dosis más altas ocasionan variaciones mayores en los niveles del potasio plasmático, el sodio, el ácido úrico, la glucosa y los lípidos, y aportan muy pocas ventajas para el control de la presión arterial. Véase el uso de las tiazidas en la insuficiencia cardíaca crónica.

La bendroflumetiazida (bendrofluazida) se usa mucho en la insuficiencia cardíaca leve o moderada y en la hipertensión, ya sea sola para tratar la hipertensión leve o con otros fármacos para los casos más graves.

La clortalidona, compuesto relacionado con las tiazidas, posee una acción más larga que las tiazidas y se puede administrar en días alternos para controlar el edema. Además, resulta útil cuando cabe la posibilidad de una retención aguda precipitada por una diuresis muy rápida o si el paciente se encuentra incómodo con la alteración del patrón miccional que pueden propiciar otros diuréticos.

Los demás diuréticos tiazídicos (incluidas la benzotiazida, la clopramida, la ciclopentiazida, la hidroclorotiazida y la hidroflumetiazida) no ofrecen ninguna ventaja significativa sobre la bendroflumetiazida y la clortalidona.

La metolazona es muy eficaz cuando se combina con un diurético del asa (incluso en la insuficiencia renal); puede causar una profunda diuresis, por lo que se requiere una vigilancia estrecha del paciente.

La xipamida y la indapamida están químicamente relacionadas con la clortalidona. La indapamida reduce supuestamente la presión arterial y comporta menos alteraciones metabólicas, en particular menor deterioro en la diabetes mellitus.

Subsecciones

« Anterior | Siguiente»