NITROPRUSIATO SÓDICO

Indicaciones:

crisis hipertensivas (no obstante, v. sección 2.5); hipotensión controlada durante la anestesia; insuficiencia cardíaca aguda o crónica.

Precauciones:

hipotiroidismo, hiponatremia, cardiopatía isquémica, alteraciones de la circulación cerebral, ancianos; hipotermia; vigilancia de la presión arterial y de la concentración sanguínea de cianuros y, si el tratamiento supera los 3 días, también de la concentración sanguínea de tiocianatos; evitar la retirada brusca; suspender la perfusión durante 15-30 min; insuficiencia hepática (apéndice 2); insuficiencia renal (apéndice 3); embarazo (apéndice 4) y lactancia; interacciones: apéndice 1 (Nitroprusiato).

Contraindicaciones:

carencia grave de vitamina B12; atrofia óptica de Leber; hipertensión compensatoria.

Efectos adversos:

asociados con un descenso excesivamente rápido de la presión arterial (reducir la velocidad de perfusión): cefalea, mareos, náuseas, eructos, dolor abdominal, transpiración, palpitación, aprensión, molestias retrosternales; a veces, disminución del número de plaquetas, flebitis aguda pasajera.

CIANURO. Los efectos adversos causados por la concentración plasmática excesiva del metabolito de cianuro comprenden taquicardia, sudoración, hiperventilación, arritmias, acidosis metabólica llamativa (suspender y administrar un antídoto, v. Tratamiento de urgencias de las intoxicaciones, Cianuros).

Posología:

crisis hipertensiva (perfusión intravenosa): iniciar el tratamiento con 0,5-1,5

µg/kg/min y continuar en etapas de 500 ng/kg/min cada 5 min dentro de un intervalo de 0,5-8 µg/kg/min (reducir la dosis si el paciente ya está recibiendo otros antihipertensivos); suspender si no hay una respuesta satisfactoria a la dosis máx a los 10 min.

NOTA. Se ha utilizado una dosis inicial más baja de 300 ng/kg/min.

Mantenimiento de la presión arterial en un 30-40 % menos que la cifra diastólica previa al tratamiento: 20-400 µg/min (dosis más bajas para los pacientes tratados con otros antihipertensivos).
Hipotensión controlada en la cirugía (perfusión intravenosa): 1,5 µg/kg/min como máximo.
Insuficiencia cardíaca (perfusión intravenosa): comenzar con 10-15 µg/min, aumentando cada 5-10 min si fuese necesario; intervalo habitual: 10-200 µg/min, en condiciones normales, durante 3 días como máximo.

Subsecciones

« Anterior | Siguiente»