Parasimpaticomiméticos

El parasimpaticomimético betanecol aumenta la contracción del músculo detrusor. Sin embargo, posee una utilidad muy limitada en la retención urinaria; su uso ha sido sustituido por el sondaje.

La distigmina inhibe la degradación de la acetilcolina. Puede ayudar a los pacientes con una vejiga neurógena por un trastorno de la primera motoneurona.

PRECAUCIONES y CONTRAINDICACIONES. Los parasimpaticomiméticos se deben administrar con cautela o evitarse en el hipertiroidismo y en los trastornos cardíacos (incluidos la bradicardia, las arritmias y el infarto de miocardio reciente). Están contraindicados en la obstrucción intestinal o urinaria o si el aumento de la motilidad del tracto gastrointestinal o urinario puede resultar nocivo. Los parasimpaticomiméticos deben evitarse asimismo en las úlceras gastrointestinales, asma, hipotensión, epilepsia, parkinsonismo, embarazo y lactancia. Interacciones: apéndice 1 (Parasimpaticomiméticos).
EFECTOS ADVERSOS. Los efectos adversos de los parasimpaticomiméticos, como náuseas, vómitos, cólico intestinal, bradicardia, visión borrosa y sudoración pueden afectar, sobre todo a los ancianos.

Subsecciones

« Anterior | Siguiente»