12.3.5 Tratamiento de la sequedad de boca

La sequedad de boca (xerostomía) puede deberse a fármacos con efectos adversos antimuscarínicos (anticolinérgicos) (p. ej., antiespasmódicos, antidepresivos tricíclicos y algunos antipsicóticos), a los diuréticos, a la irradiación de la cabeza y el cuello o a enfermedad o lesión de las glándulas salivales. Los pacientes con una sequedad persistente de la boca pueden desarrollar sensación de quemadura o escaldadura y mostrar una escasa higiene oral; que puede incrementar el desarrollo de caries dentales, enfermedad periodontal, intolerancia de las prótesis dentales e infecciones orales (sobre todo, candidiasis). La sequedad oral de muchos pacientes se puede aliviar con medidas tan sencillas como la bebida o sorbos frecuentes de bebidas frías o de cubitos de hielo a pastillas de fruta sin azúcar. El chicle sin azúcar estimula la salivación de los pacientes con una función salival residual.

La saliva artificial alivia la sequedad de boca. La saliva artificial correctamente equilibrada, debe tener un pH neutro y contener electrolitos (incluso fluoruro) en cantidades aproximadas a las de la saliva. El pH de algunos productos de saliva artificial puede ser inadecuado.

La pilocarpina en comprimidos está autorizada para tratar la xerostomía posradioterapia de cabeza y cuello así como la xerostomía y xeroftalmía (sequedad ocular) del síndrome de Sjögren. Sólo poseen eficacia si el paciente conserva parte de la función de la glándula salival y, en consecuencia, deben retirarse si no se aprecia respuesta.

Subsecciones

« Anterior | Siguiente»